Juan Carlos de Borbón ante el objetivo de Campúa

José Demaría Vázquez “Campúa” heredó de su padre el papel tácito de fotógrafo oficial de la Casa Real desde los inicios de su carrera, captando con su cámara los principales momentos de la vida de Alfonso XIII, su familia y sus descendientes. En el desarrollo de esa labor tuvo un buen número de oportunidades para retratar al príncipe Juan Carlos de Borbón desde que nació hasta 1975, con el fallecimiento del propio Campúa.

José Demaría Vázquez "Campúa" fue el único fotógrafo que retrató a Juan Carlos a su llegada a la escuela de Las Jarillas, cuando pisaba por primera vez España

José Demaría Vázquez “Campúa” fue el único fotógrafo que retrató a Juan Carlos a su llegada a la escuela de Las Jarillas, cuando pisaba por primera vez España

En este blog ya habíamos recogido algunas de las instantáneas que el fotógrafo le hizo durante su infancia. Pepe Campúa retrató al futuro rey poco después de nacer, cuando el fotógrafo obtuvo un permiso especial para asistir en Roma al bautizo del hijo de Juan de Borbón. Campúa le retrataría también en Estoril en varias ocasiones, en los días antes de su primera comunión, jugando con sus hermanos, montando a caballo y bañándose en la playa.

También le retrató junto a su abuela la reina Victoria Eugenia y, años más tarde, asistió a su boda en Grecia así como al bautizo de su hijo Felipe de Borbón, entre otros acontecimientos. Campúa y Juan Carlos coincidieron a menudo en las cacerías organizadas por el dictador Francisco Franco en El Pardo y también en numerosos actos públicos y recepciones.

Pepe Campúa saluda al entonces príncipe Juan Carlos de Borbón durante una cacería en El Pardo en 1969.

Pepe Campúa saluda al entonces príncipe Juan Carlos de Borbón durante una cacería en El Pardo el 16 de febrero de 1969.

Ampliamos aquí la selección de imágenes de  Juan Carlos ante el objetivo de Campúa con algunos de los momentos más destacados en los que coincidieron el monarca y el fotógrafo.

Campúa visto por el fotógrafo Marín

Otro de los grandes reporteros gráficos de principios del siglo XX en España fue, sin duda, Luis Ramón Marín, conocido como nombre profesional solo por su segundo apellido “Marín”.

Está considerado como uno de los primeros reporteros gráficos en la historia de la fotografía en nuestro país y se formó en Madrid como aprendiz de otro grande de la cámara, Alfonso. Comenzó a trabajar como fotógrafo en el año 1908, una década antes que Campúa, con quien coincidió a menudo en coberturas y eventos y con quien trabajó más tarde en la revista Mundo Gráfico, junto a Alfonso Sánchez Portela y José María Díaz Casariego.

Es posible que Campúa estuviese ante el objetivo de Marín en más de una ocasión. Rescatamos hoy esta foto de grupo, tomada en San Sebastián en 1938 por el célebre fotorreportero con motivo de la exposición en la Jefatura Provincial de Propaganda de dicha ciudad de fotografías de los Frentes de la Guerra Civil española realizadas por Pepe Campúa. En el reverso de la instantánea, que Campúa guardó como recuerdo durante toda la vida, el sello de “Marín Fotógrafo San Sebastián”.

El célebre fotógrafo Marín retrató a Pepe Campúa en San Sebastián con motivo de la exposición de fotografías suyas de la guerra civil española

El célebre fotógrafo Marín retrató a Pepe Campúa en San Sebastián en 1938 con motivo de la exposición de fotografías suyas de los frentes la guerra civil española

No tenemos constancia de quienes son las personas que acompañan a Pepe Campúa en la foto, si bien una reseña publicada en el ABC de Sevilla el 21 de diciembre de 1938 señalaba que acudieron a la inauguración el ministro de Agricultura, señor Fernández Cuesta, las autoridades locales y otras personalidades, así como el ministro de Educación Nacional, señor Sáinz Rodríguez. También se publicaría en el Programa Oficial de Espectáculos, en las semanas siguientes el siguiente anuncio.

Anuncio de la exposición de Campúa en San Sebastián publicado en el Programa Oficial de Espectáculos el 4 de enero de 1939

Anuncio de la exposición de Campúa en San Sebastián publicado en el Programa Oficial de Espectáculos el 4 de enero de 1939

Tras la guerra Marín, tristemente, no pudo volver a ejercer de reportero gráfico por lo que se retiró de esta actividad y su archivo fotográfico -en el que también se incluyen algunas de las mejores imágenes de la guerra civil española- quedó escondido. Sin embargo su excepcional legado ha sido recuperado recientemente gracias a su hija Lucía Ramón Plá.

Campúa y Marín han sido además protagonistas, junto con Alfonso Sánchez Portela y José María Díaz Casariego del documental Héroes sin armas, que relata su trabajo como reporteros gráficos durante la guerra.