Cáceres acoge la exposición «MIRAR LAS HURDES. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa»

La Junta de Extremadura inauguró el pasado 23 de junio de 2022 la exposición MIRAR LAS HURDES. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa, en el Archivo Histórico Provincial de Cáceres. Una muestra que recoge las fotografías realizadas por José Demaría Vázquez ‘Campúa’ —el único reportero gráfico que formó parte de la comitiva en el viaje del monarca a la comarca hurdana en junio de 1922—, que ha sido comisariada por la periodista y biznieta del fotógrafo Cristina Ruiz Fernández.

El acto de presentación contó con la presencia de la consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores Redondo, quien señaló que la exposición se organiza con motivo del centenario de la visita de Alfonso XIII y “se convierte en un documento histórico de gran valor, pero que es también destacable por el valor artístico que la fotografía tiene en sí misma”. La consejera también agradeció a la familia de ‘Campúa’ la disponibilidad y generosidad que ha permitido el montaje de la exposición y ha invitado a visitarla en la sede del Archivo Provincial cacereño, que acoge hasta el 18 de septiembre «un gran testimonio de nuestra historia reciente».

La consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores Redondo durante la inauguración de "Mirar Las Hurdes. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa".

Por su parte, Cristina Ruiz Fernández agradeció a su vez «la oportunidad de mostrar este legado, que es memoria colectiva». La comisaria ha lanzado una invitación a mirar las fotografías poniéndose en la piel del público de la época, señalando que «hoy en día estamos saturados de imágenes, una persona puede ver cientos de miles de fotos al día, pero hace cien años no era así y poder ver una fotografía era un hecho muy excepcional, por eso estas imágenes de Las Hurdes captadas por ‘Campúa’ tuvieron un impacto social enorme, incluso a nivel internacional».

El núcleo de la exposición se compone de 34 fotografías que han sido restauradas digitalmente con motivo del centenario. «Se trata de fotos que no fueron pensadas para contemplarse —como las vemos ahora, como nunca antes— reproducidas en papel fotográfico de alta calidad», señaló la comisaria, «sino que se concibieron para ser publicadas en las páginas de la prensa y tener una gran difusión».

Una de las novedades que aporta la exposición es una colección de imágenes estereoscópicas que proceden del archivo del Palacio Real y que probablemente ‘Campúa’ realizó como encargo personal para el rey. Son imágenes hechas para verse en tres dimensiones, con un visor especial, y que muestran una cara más desconocida del viaje: la población con trajes típicos, las caballerías, el recibimiento de las autoridades…

Al acto inaugural también han asistido el diputado de Cultura y Deportes de la Diputación de Cáceres, Fernando Grande, el presidente de la Mancomunidad de las Las Hurdes, José María Martín; el alcalde de la localidad hurdana de Azabal, Isidro Alonso Herrero, además de la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Cáceres, Fernanda Valdés Sánchez.

LA EXPOSICIÓN
La muestra ofrece la perspectiva del fotógrafo sobre los momentos vividos por la comitiva real y ciertos detalles curiosos y desconocidos para el público en general. A estas fotografías del archivo familiar se unen algunas otras cedidas recientemente por la Fundación Ortega y Gasset – Gregorio Marañón y el Archivo General de Palacio, que completan el relato.

Vista de la exposición "Mirar Las Hurdes. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa"

Se trata de imágenes captadas por ‘Campúa’ con tan sólo 21 años y que se convirtieron en las fotografías más representativas de su carrera. Para el fotógrafo, este viaje supuso un momento fundacional en su trayectoria al ser elegido por sorteo entre los reporteros, con el compromiso de entregar las fotografías a toda la prensa gráfica de la época. En algunas de las fotos se ven encuadres que luego repetiría cuando acompañó a Niceto Alcalá Zamora durante sus viajes por España o incluso, más tarde, como fotógrafo de Franco: las vistas cenitales de la comitiva, la foto del balcón desde un lateral, los retratos de la gente recibiendo al monarca. Una forma de hacer periodismo gráfico que perduraría en el tiempo.

Las instantáneas se publicaron en revistas como Nuevo MundoMundo Gráfico o La Esfera y fueron un revulsivo para la opinión pública española al tomar conciencia de la enorme pobreza que se vivía en Las Hurdes en esa época.

Público asistente a la inauguración de "Mirar Las Hurdes. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa"

Además, en el marco de la exposición se proyecta la versión completa del vídeo documental original que Armando Pou realizó en 1922 titulado Las Hurdes, país de leyenda. El viaje de S.M. el Rey Don Alfonso XIII. Su proyección ha sido posible gracias a la digitalización de alta calidad realizada en 2015 por la Filmoteca de Extremadura a partir de los materiales fotoquímicos originales.

Un documental de gran interés y complementario al material gráfico de la exposición, ya que añade información y detalles sobre la propia visita, sobre cómo fue la recepción de ese hecho y cómo la información se transmitió al resto del país.

La exposición se completa con material de hemeroteca y objetos procedentes de la colección y el legado familiar de ‘Campúa’ y podrá verse hasta mediados del mes de septiembre en el Archivo Provincial de Cáceres.

Horarios e información práctica. 
Banderola de la exposición "Mirar Las Hurdes. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa"

Exposición abierta al público del 23 de junio al 18 de septiembre de 2022 (agosto cerrado).
Horario:
De martes a viernes de 18:30 a 21:00 h y sábados de 12:00 a 14:00 h y de 18:30 a 21:00 h
Archivo Provincial de Cáceres. Palacio Toledo-Moctezuma (Plaza del Conde de Canilleros, 1, Cáceres)

Campúa, único fotógrafo en el viaje de Alfonso XIII a Las Hurdes

(Actualización de la entrada publicada el 20 de septiembre de 2013)

Entre el 20 y el 24 de junio de 1922, José Demaría Vázquez «Campúa» tendría la oportunidad de ser el fotógrafo oficial que cubriría el viaje del rey Alfonso XIII a la empobrecida región extremeña de Las Hurdes. Pudo hacer ese viaje gracias a que ganó un sorteo entre los reporteros gráficos y, con tan solo 22 años, realizó algunas de las fotografías más representativas de su carrera. Fue seleccionado como fotógrafo con el compromiso de facilitar las fotografías a toda la prensa ilustrada, tal y como señala Juan Miguel Sánchez Vigil en su tesis «La Documentación Fotográfica en España: revista La Esfera». Como redactor para cubrir el viaje fue agraciado por sorteo José García Mora, del diario El Debate.

Alfonso XIII retratado por Pepe Campúa en Las Hurdes mientras organizaba el reparto de alimentos, en el viaje que realizó junto al Doctor Marañón

Alfonso XIII retratado por Pepe Campúa en Las Hurdes mientras organizaba el reparto de alimentos, en el viaje que realizó junto al Doctor Marañón

Las imágenes que captó la cámara de Campúa se publicarían en revistas como Nuevo MundoMundo Gráfico, La Esfera y Blanco y Negro—entre otras cabeceras de prensa escrita que se hiceron eco de la visita— y se convertirían un revulsivo para la opinión pública española al tomar conciencia de la enorme pobreza que se vivía en aquella región del país. Tal y como lo relató Mundo Gráfico en su número de 5 de julio de 1922:

Otro instante del viaje de Alfonso XIII a Las Hurdes, retratado por Pepe Campúa al salir de una de las viviendas de dicha

Otro instante del viaje de Alfonso XIII a Las Hurdes, retratado por Pepe Campúa al salir de una de las viviendas de dicha

Al volver a Madrid Don Alfonso, después de su visita a Las Hurdes, habrá traído, junto a la doliente visión de aquellos lugares tan llenos de pobreza y abandono, el anhelo firme y el propósito alentador de ir haciendo los esfuerzos posibles y las gestiones necesarias a fin de que se aminoren esta miseria y este dolor que hoy llenan a la más abandonada región de España.

Con un valor artístico y documental indudable, sus fotografías transmiten el relato de la población hurdana: sus paisajes escarpados, sus casas de pizarra, la situación de miseria extrema en la que vivían y la emoción esperanzada con la que recibieron al monarca.

En una entrevista publicada en el 18 de junio de 1963 en el diario Pueblo, el reportero recordaba:

«Fueron siete duras jornadas a caballo, por caminos difíciles y abiertos en la roca. […] Había que rodear montañas a unas alturas escalofriantes y yo he visto al rey que en algunos trechos tenía que bajarse de caballo y pasar a pie, porque tenía vértigo y le daban mareos. […] En el curso de cada jornada pasábamos un calor sofocante».

Alfonso XIII, que apodaba a Pepe Campúa como «Pajarito», porque en aquel entonces estaba muy delgado y ya le caracterizaba su gran nariz, pudo estrechar lazos con el joven reportero en aquel viaje y le dedicó una fotografía en la que posaron juntos en la región hurdana.

Alfonso XIII firmó para Pepe Campúa un retrato de ambos durante su visita a Las Hurdes en 1922

Alfonso XIII firmó para Pepe Campúa un retrato de ambos durante su visita a Las Hurdes en 1922

Durante aquella ruta, además, Campúa le tomó al rey Alfonso XIII y al doctor Marañón una foto desnudos al bañarse en el río de Los Ángeles, que luego el fotógrafo recordaría como una de sus instantáneas más audaces. Según narran las crónicas completas de aquel viaje publicadas por la oficina de turismo de Caminomorisco:

Alfonso XIII le dijo a Campúa: «¡ven Pajarito!, que vas a hacer una fotografía que no me ha hecho nunca tu padre». El Rey se desprendió del pantalón y de la camisa, con lo cual quedó completamente desnudo, al tiempo que invitaba a bañarse a cuanto componían su séquito. Antes de meterse en el agua llamó al doctor Marañón, que se había quedado con el calzoncillo debajo de la rodilla. El Rey el echó el brazo por encima del hombro y Campúa disparó una placa».

Lamentablemente no se conservan las placas originales del viaje a Las Hurdes debido a los sucesivos saqueos e incendios que sufrió el estudio de Campúa. Décadas más tarde el fotógrafo aportaba en la entrevista de Pueblo algunos datos sobre el destino de aquella foto del rey desnudo:

«Esa fotografía, cuyo cliché le entregué al rey en París, no sé cómo llegaría a manos de El Caballero Audaz en tiempos de la República. El caso es que la publicó en la portada de un libro… ¡En fin, más vale no hablar de eso!»

Un viaje que marcó historia y que en el año 1998 fue repetido por los reyes de España Don Juan Carlos (nieto de Alfonso XIII) y Doña Sofía, quienes realizaron en Las Hurdes la misma ruta que cubrió Campúa. Asimismo, en 2022 con motivo del centenario de la travesía los reyes Don Felipe y Doña Letizia visitaron la región.